¿Cuáles son los signos de las varices en las piernas?

Una de cada cuatro personas en el mundo, independientemente de su edad, sufre de varices en las piernas. Al mismo tiempo, las mujeres constituyen la inmensa mayoría de los afectados. Muchas chicas jóvenes, habiendo encontrado esta patología, la perciben como nada más que un defecto cosmético. Sin embargo, las venas varicosas de las extremidades inferiores (VLDV) no solo estropean la apariencia de piernas que alguna vez fueron atractivas, sino que también ponen en peligro la salud e incluso la vida de las personas.

¿Cómo comienzan las varices en las piernas y qué síntomas de las varices indican una visita al médico?

Características de la enfermedad y las razones de su desarrollo.

El corazón es una bomba que bombea sangre a través de los vasos de un día a otro y de un año a otro. La sangre regresa al corazón con la ayuda de los elementos musculares suministrados por las venas. Una característica de las venas de las extremidades inferiores es que sus paredes están prácticamente desprovistas de elementos musculares. Esta deficiencia se compensa con válvulas especiales que se introducen en las venas. Al cerrarse, las válvulas evitan que la sangre fluya hacia abajo.

Las varices en las piernas son una patología que se manifiesta en el ensanchamiento y alargamiento de los vasos por los que fluye la sangre al corazón, así como en una disfunción del mecanismo valvular.

¿Por qué ocurre esta enfermedad? El desarrollo de esta patología se produce por varias razones. Los estudios han demostrado que, entre todos los organismos vivos, los síntomas de las venas varicosas en las piernas son exclusivos de los humanos. Esto se debe a la marcha erguida, que ejerce una enorme presión sobre las extremidades inferiores. Al mismo tiempo, el grupo de riesgo incluye a las personas que tienen que pasar la mayor parte del tiempo de pie en el trabajo.

Cabe señalar que las varices en las piernas es una enfermedad genética caracterizada por una pared vascular débil y una disfunción de las válvulas. Sin embargo, esto de ninguna manera significa que una persona con predisposición genética deba enfrentarse a esta enfermedad. Como regla general, las venas varicosas de las extremidades inferiores se desarrollan bajo la influencia de factores provocadores.

¿Qué factores provocan el desarrollo de la enfermedad?

Como muestran las estadísticas, en los niños cuyos padres padecen VBLK, la probabilidad de heredar esta enfermedad aumenta al 70%. Sin embargo, cada persona puede reducir este porcentaje eliminando los factores provocadores. Éstos incluyen:

  • trabajo sedentario y estilo de vida sedentario;
  • Desequilibrio de hormonas;
  • estrés frecuente;
  • Obesidad.
El estilo de vida sedentario como causa de las varices

Con el desarrollo de la tecnología de la información, es mucho más probable que las personas desarrollen síntomas de venas varicosas. En el pasado, los niños se entretenían con la ayuda de juegos al aire libre, pero hoy en día rara vez se separan de las computadoras. Estar sentado durante largos períodos de tiempo provoca pellizcos de los conductos venosos y trastornos circulatorios.

Los síntomas de las varices de las piernas son mucho más comunes en las mujeres que en los hombres. Esto se debe a la inestabilidad del fondo hormonal. La probabilidad de contraer la enfermedad aumenta significativamente en las siguientes etapas de la vida de una mujer:

  • Pubertad;
  • El embarazo;
  • parto y puerperio;
  • Menopausia.

Durante estas fases hay una falta de estrógeno y un exceso de progesterona, la llamada hormona del embarazo, en el cuerpo femenino. La progesterona ayuda a relajar los músculos lisos al ensanchar los vasos sanguíneos.

Las venas varicosas profundas en las extremidades inferiores pueden deberse a factores mecánicos, como coágulos de sangre o neoplasias, que impiden el flujo sanguíneo.

El estrés frecuente puede causar problemas venosos. La elasticidad de las paredes de las venas está asegurada por fibras nerviosas. El estrés y diversos trastornos del sistema nervioso conducen a un aumento de la presión y vasodilatación.

En las personas con aumento de peso corporal, las venas varicosas de las extremidades inferiores se desarrollan con mucha más frecuencia. Esto se debe a la carga significativa en las piernas y, en consecuencia, en los barcos.

Examen de la pierna con varices.

¿Cómo se reconoce una enfermedad?

Es importante identificar las venas varicosas de las extremidades inferiores, cuyos síntomas son difíciles de confundir con otra enfermedad, en una etapa temprana. Solo en este caso es posible curar la enfermedad sin intervención quirúrgica. ¿Cómo saber cuándo es el momento de ver a un médico? Primero, debe comprender cómo comienzan las venas varicosas. En la etapa inicial no hay signos evidentes de la enfermedad, que se expresa en la aparición de arañas vasculares y telarañas que estropean la apariencia de las extremidades.

Los signos de venas varicosas de las piernas en las mujeres se expresan de la siguiente manera:

  • al estar de pie o caminar durante mucho tiempo, hay dolor en las piernas, se siente calor y, en algunos casos, una sensación de ardor;
  • después del esfuerzo hay una sensación de pesadez en las piernas;
  • La hinchazón de las piernas se manifiesta principalmente por la noche y desaparece por la mañana;
  • El sueño se ve perturbado por calambres en las extremidades.

Como regla general, las personas ignoran los primeros signos de venas varicosas e invocan fatiga. Sin embargo, si la enfermedad no se trata en una etapa temprana, progresará y aparecerán síntomas más pronunciados de varices:

  • Las venas se expanden y son fáciles de palpar;
  • la piel de las áreas afectadas de las extremidades se oscurece y se espesa;
  • el microtraumatismo más pequeño conduce a la aparición de úlceras tróficas.

Una característica de esta enfermedad es que cuando una persona se acuesta y levanta las piernas, la red vascular desaparece y los signos de varices en las piernas son menos pronunciados. Cuando una persona toma una posición erguida, vuelven a aparecer una malla y ganglios venosos en las piernas.

Etapas de la enfermedad

Hay tres etapas en el desarrollo de la enfermedad:

  • 1 etapa o etapa de compensación, en la que una persona no tiene dolor y los signos incipientes de la enfermedad son visibles en una o ambas piernas;
  • El nivel 2 o nivel de subcompensación se caracteriza por signos pronunciados de varices en las piernas, sensación de plenitud y ardor en las venas, así como calambres nocturnos;
  • Etapa 3, o etapa de descompensación, que, además de los signos de la etapa anterior, se acompaña de problemas cutáneos cuando aparecen dermatitis y eccemas.

¿Cuál es la amenaza de un tratamiento inadecuado?

Las venas varicosas de las extremidades inferiores pueden ser agudas y crónicas. Al mismo tiempo, toma una forma crónica cuando la persona no consideró necesario consultar a un médico y no someterse a tratamiento en una etapa temprana de la enfermedad.

Características de la forma aguda de la enfermedad.

La forma aguda de la enfermedad se caracteriza por las siguientes manifestaciones:

  • Enrojecimiento de la piel de las zonas afectadas de las piernas;
  • sensaciones dolorosas a lo largo de las venas;
  • un notable ensanchamiento de las áreas de los vasos internos.
Enrojecimiento de las piernas con varices.

Los signos de venas varicosas agudas pueden desaparecer por completo después del tratamiento. Los coágulos de sangre que se desarrollan en las venas durante los procesos de estancamiento pueden crecer en el tejido conectivo y disolverse por completo. En este caso, la permeabilidad de los vasos se restaura por completo.

Si no se trata, pueden surgir complicaciones. Estos incluyen las siguientes condiciones patológicas:

  • Varicotrombophlebitis: una enfermedad en la que se desarrolla una trombosis venosa superficial;
  • La lebotrombosis es una afección en la que se desarrolla una trombosis venosa profunda.

Características de la forma crónica.

El proceso de desarrollo de una forma crónica se lleva a cabo en etapas. En la etapa inicial, las venas varicosas internas en las piernas corren de forma tácita, que se caracteriza por la ausencia de síntomas clínicos claros. El paciente solo teme las venas dilatadas levemente visibles y la hinchazón de las extremidades.

En el futuro, las venas afectadas serán más claramente visibles y, con el tiempo, aparecerán bultos en la superficie de la piel. La hinchazón aumenta, la piel se oscurece y se cubre de úlceras supurantes. En una etapa posterior, los síntomas empeoran y el tratamiento con métodos conservadores no produce resultados positivos.

La forma crónica se caracteriza por la presencia de ciertos síntomas de varices:

  • el paciente está preocupado por la picazón y el dolor a lo largo de los vasos afectados;
  • el sueño nocturno se interrumpe temporalmente debido a convulsiones;
  • la hinchazón de las extremidades inferiores prácticamente no desaparece;
  • hay destrucción de la piel, lo que conduce a la formación de úlceras tróficas que cicatrizan mal.
Pesadez en las piernas con varices

Métodos de diagnóstico

Diagnosticar las varices es fácil. Se utilizan dos métodos para estos fines:

  • Examen de ultrasonido de las venas;
  • Venografía de contraste.
Diagnóstico ecográfico de varices.

Cualquiera de los métodos le permitirá determinar el grado de daño y la permeabilidad de las venas. Sin embargo, al realizar una ecografía, también es posible detectar coágulos de sangre y comprender en qué dirección se mueve la sangre. Debido a esto, la ecografía se considera una herramienta de diagnóstico más poderosa y, por lo tanto, se usa mucho más ampliamente.

Métodos de tratamiento

El médico selecciona la elección del régimen de tratamiento en función de los síntomas de las venas varicosas, la etapa de la enfermedad y los resultados del examen de diagnóstico. En general, hay varias formas de tratar la enfermedad:

  • el método conservador prevé la ingestión interna y el uso externo de medicamentos que tienen un efecto venotónico;
  • Hirudoterapia: uno de los tratamientos no convencionales que consiste en el uso de sanguijuelas;
  • el método quirúrgico es a menudo la única forma de deshacerse de las venas varicosas.
Sanguijuelas utilizadas para tratar las varices

Como terapia adicional, se muestra a los pacientes ropa interior de compresión tanto en las etapas iniciales como a medida que avanza la enfermedad.

Características del método de tratamiento conservador.

Después de estudiar la causa de las venas varicosas y descubrir los primeros signos de la enfermedad, debe consultar inmediatamente a un médico. Si el proceso acaba de comenzar, se puede detener con la ayuda de medicamentos, que serán cremas, ungüentos, así como tabletas y gotas.

Medios locales

El uso de estos fondos puede reducir el dolor y la hinchazón, aumentar el tono vascular y mejorar la circulación sanguínea. Sin embargo, solo se pueden usar en combinación con la ingesta interna de medicamentos venotónicos.

Medios de influencia general

Los medicamentos para uso interno pueden fortalecer las paredes de los vasos sanguíneos, mejorar su tono, eliminar la inflamación y mejorar la circulación sanguínea.

Las venas varicosas de las extremidades inferiores requieren un tratamiento complejo. En este caso, todos los medicamentos, tanto de efectos generales como locales, deben usarse exclusivamente según las indicaciones de un médico.

Características del método quirúrgico de tratamiento.

Los tratamientos quirúrgicos incluyen los siguientes:

  • Coagulación láser;
  • Coagulación por radiofrecuencia;
  • Escleroterapia;
  • Flebectomía.
Tratamiento con láser de varices.

La flebectomía es una operación que consiste en extirpar las venas afectadas. Todos los demás procedimientos tienen como objetivo lograr un efecto similar sin recurrir a la cirugía. Su principal ventaja es la seguridad para la salud del paciente, su desventaja es un efecto temporal.

Características de otros tratamientos

La hirudoterapia es popular porque mejora la condición de las personas enfermas. La saliva de las sanguijuelas contiene hirudina, una sustancia especial que mejora la calidad de la sangre y reduce la coagulación de la sangre.

Se recomienda que todos los pacientes, independientemente de la etapa de la enfermedad, usen medias de compresión. Comprimiendo las extremidades, previene la expansión de las venas y también mejora el estado general del paciente, eliminando sensaciones dolorosas y aumentando el tono vascular.

Cómo evitar desarrollar la enfermedad.

Para evitar el desarrollo de la enfermedad y sus terribles consecuencias, las mujeres no necesitan usar zapatos de tacón alto. La longitud máxima del tacón no debe exceder los 4 cm. Los tacones de aguja de moda solo se pueden usar durante las vacaciones y por poco tiempo. Si se espera una tensión significativa en las piernas, por ejemplo durante una caminata larga, debe vendar las piernas con una venda elástica o usar medias de compresión. El cuerpo humano no debe estar en la misma posición durante mucho tiempo. Si la naturaleza de su actividad le obliga a permanecer sentado o de pie durante largos períodos de tiempo, intente cambiar su postura con regularidad.

Los baños calientes tienen un efecto relajante, incluso en los vasos sanguíneos. Para evitar una disminución del tono vascular, los baños calientes deben reemplazarse por una ducha tibia. Un último vertido de agua fría ayuda a fortalecer las paredes del recipiente. Fumar tiene un efecto negativo sobre los vasos sanguíneos. Por lo tanto, las personas predispuestas a VBNK deberían abandonar este mal hábito. El consumo moderado de bebidas alcohólicas es menos dañino para los vasos sanguíneos que la nicotina.

Baño medicinal para varices

En ropa que presione las extremidades inferiores, la cintura y la ingle, p. Ej. B. Deben evitarse las medias o calcetines con bandas elásticas ajustadas, así como los pantalones ajustados. ¿Qué deben hacer las personas con varices para aumentar su actividad? El ciclismo y la natación pueden mejorar el funcionamiento del corazón y los vasos sanguíneos. Debe negarse a participar en deportes que ejerzan mucha presión sobre las extremidades, como el ejercicio. B. culturismo o tenis.

En reposo, se recomienda colocar las piernas sobre la zona del corazón. Es decir, al acostarse, es necesario colocar una almohada o manta enrollada debajo de los pies para mejorar el flujo sanguíneo de las extremidades y aliviar las manifestaciones de la enfermedad.