Brevemente a lo principal: cómo tratar las venas varicosas en las piernas en mujeres en casa.

cómo tratar las varices en las mujeres

Las venas varicosas son más comunes en las extremidades inferiores. Las piernas soportan el peso del cuerpo y sufren estrés diario. Las piernas se hinchan y duelen, y aparece una red notable en las piernas y las caderas.

El principal grupo de riesgo son las mujeres. Las medidas complejas ayudarán a deshacerse de una enfermedad desagradable. En casos severos, se muestran técnicas mínimamente invasivas o intervenciones quirúrgicas.

Causas de la enfermedad

Con un flujo sanguíneo excesivo y su descarga difícil, los vasos se deforman, sus paredes se vuelven frágiles y quebradizas, y se producen daños.

Las venas se expanden y forman bultos azulados que son visibles debajo de la piel.

Los vasos sanguíneos dañados estimulan la congestión linfática, las piernas se hinchan, el paciente siente dolor y pesadez constantes, los calambres son posibles. La piel de las piernas se vuelve más delgada, escamosa y con comezón. Las pantorrillas y la región poplítea son las más afectadas, pero a veces también se ven afectadas las venas varicosas de los muslos.

La enfermedad afecta con mayor frecuencia a las mujeres. Los pacientes están en riesgo:

  • mayores de 30 años;
  • tener sobrepeso u obesidad;
  • está embarazada;
  • sufre de diversas patologías cardiovasculares;
  • con predisposición hereditaria a las varices;
  • tuvo que estar de pie mucho durante la jornada laboral.

Ante los primeros signos de venas varicosas, se recomienda contactar a un terapeuta que le remitirá a un flebólogo.

Cuanto antes comience el tratamiento de la enfermedad, más éxito tendrá. Sin una terapia oportuna, son posibles complicaciones peligrosas: trombosis, eccema, necrosis tisular, úlceras tróficas.

¿Cómo se tratan las venas varicosas de las piernas en las mujeres?

El tratamiento de las varices en las piernas debe ser integral:

Medicamentos utilizados para tratar las varices.
  1. En la etapa inicial, a los pacientes se les recetan medicamentos venotónicos y anticoagulantes en forma de tabletas y cápsulas. Los complejos vitamínicos están incluidos en el esquema terapéutico, se prescriben preparaciones especiales para diluir la sangre. En este momento, es útil usar recetas populares que aliviarán la hinchazón y mejorarán la circulación sanguínea.
  2. Las técnicas conservadoras ya no ayudan con las venas varicosas graves. Posible escleroterapia, durante la cual se inserta un pegamento especial en los vasos afectados. Este procedimiento está contraindicado en casos de trombosis. Al mismo tiempo, se lleva a cabo una terapia de fortalecimiento del veno para prevenir las recaídas.
  3. Si existe riesgo de coágulos sanguíneos y daño venoso severo, está indicada la cirugía. Se eliminan las áreas afectadas de los vasos y se aplican suturas a la piel con anestesia local o general.

La operación requiere un largo período de recuperación. Después de eso, debe seguir la dieta, abandonar los malos hábitos y tomar medicamentos para evitar daños mayores en las venas.

Ahora que comprende mejor cómo tratar las venas varicosas de las piernas en las mujeres, la medicación es el siguiente tema más importante que cubriremos en la siguiente sección.

Los mejores medicamentos

La tarea principal de un flebólogo es fortalecer los vasos sanguíneos, normalizar el flujo sanguíneo, eliminar los síntomas del dolor y prevenir complicaciones.

No vale la pena tomar medicamentos sin supervisión médica. La elección incorrecta de la medicación hace más bien que mal.

El médico no solo crea un esquema terapéutico, sino que también prescribe la dosis y el curso correctos.

Métodos para tratar las varices en las piernas en mujeres.
  1. Las tabletas y ungüentos venotónicos fortalecen los vasos de las piernas. El tratamiento estándar dura 2 semanas y se puede extender si lo prescribe un médico.
  2. Los medicamentos orales se complementan con ungüentos y geles.
  3. Con dolor y pesadez en las piernas, se utilizan medios externos con anestésicos.

Los ungüentos con extracto de semilla de castaño de Indias ayudan a hacer frente al edema.

Se frotan en las áreas afectadas dos veces al día. De vez en cuando, puede hacer compresas colocando el medicamento en una toalla de algodón y aplicándolo en las venas agrandadas.

Gimnasia de recuperación

Una mejora en el estado de las venas ayuda a incrementar la actividad física. Esto es especialmente importante para los pacientes que tienen que estar de pie la mayor parte del día. Un complejo simple que se puede hacer por la mañana y por la noche ayudará a aliviar la tensión muscular y normalizar la circulación sanguínea. Los ejercicios duran de 7 a 10 minutos, pero deben realizarse con regularidad.

  1. Debe comenzar el complejo con un calentamiento suave que calienta los músculos. Las curvas y rotaciones del cuerpo, las rotaciones de manos y cabeza, el levantamiento de piernas y varios movimientos de baile son adecuados.
  2. Luego continúe con los ejercicios en el tapete. Los movimientos más beneficiosos son los que se realizan en peso con las piernas estiradas o flexionadas.
  3. Puede simular el ciclismo, juntando y separando las piernas, levantando unos centímetros del suelo y levantando y bajando la pelvis desde la posición supina.
  4. Termina el complejo con un estiramiento que mejora la circulación sanguínea. Plie (sentadillas lentas con las piernas bien separadas), alternando entre las piernas derecha e izquierda, se sumerge hacia adelante y se estira mientras está de pie y acostado.

Este mini-calentamiento se puede realizar en mitad de la jornada laboral, los ejercicios mejoran el bienestar y activan la circulación sanguínea.

Terapia tradicional

métodos tradicionales de tratamiento de las varices

¿Cómo se tratan las varices en el hogar en las mujeres? Las recetas de la medicina tradicional se utilizan a menudo para tratamientos en el hogar. Las decocciones de agua y los tés de hierbas que se toman por vía oral y se usan en baños, lociones y compresas son particularmente útiles.

Cómo tratar las varices en mujeres con remedios caserosA continuación se muestran las recetas más efectivas que han ayudado a más de una generación de mujeres:

  1. En las varices de las piernas es muy útil una decocción de semillas de castaño de indias, que refuerza los vasos y previene su deformación. Se vierte un puñado de materias primas con un litro de agua hirviendo, se calienta durante 5 minutos, se infunde y se filtra. El caldo se bebe 2 veces al día antes de las comidas, 0, 5 tazas, la duración del tratamiento es de 10 a 14 días.
  2. Los baños de pies fríos elaborados con la infusión de corteza de roble, manzanilla, hilo, hierba de San Juan y hojas de plátano ayudan a eliminar la hinchazón. Las hierbas, tomadas en proporciones iguales, se vierten con 2 litros de agua hirviendo, se almacenan en un termo o debajo de una tapa y se vierten en un recipiente. El procedimiento dura 10 minutos. Es mejor hacerlo antes de acostarse y luego lubricar las extremidades con ungüento o gel venotónico.
  3. Las decocciones estimulantes de conos de lúpulo, trébol dulce, espino y escaramujo, raíz de angélica o regaliz ayudan a eliminar adherencias y coágulos sanguíneos ya acelerar el flujo sanguíneo. Se recomienda cambiar de hierbas. Se beben 1-1, 5 vasos de caldo por día, dividiéndose la porción en 3 tomas.

Medidas preventivas

Las mujeres en riesgo deben prestar especial atención a las medidas preventivas. Medidas simples pueden prevenir la deformación de las venas para evitar consecuencias desagradables. Necesita comenzar a perder peso y normalizar la dieta. La dieta diaria no debe exceder las 2000 kilocalorías, con la edad este número disminuye gradualmente.

El tratamiento de las varices de las piernas en mujeres requiere la inclusión de tantos alimentos ricos en fibra como sea posible en el menú: verduras y frutas frescas, productos integrales.

En lugar de carnes grasas, carnes ahumadas y salchichas, la dieta incluye pavo magro, pollo, pescado de mar y mariscos.

Los productos lácteos bajos en grasa son útiles: requesón, yogur casero, kéfir. Limite la cantidad de sal a 3 mg por día. Esta sencilla medida mejora la circulación sanguínea y previene la hinchazón de las extremidades. Para diluir la sangre y fortalecer los vasos sanguíneos, los alimentos ricos en vitamina C son útiles: escaramujo, espino amarillo, frutas cítricas, repollo blanco.

Prevención del desarrollo de varices.

Una nutrición adecuada ayudará a prevenir el estreñimiento crónico, que es peligroso para las venas varicosas.

Para evitar el edema, es necesario restringir el régimen de bebida y excluir el té fuerte, el café natural e instantáneo, las bebidas carbonatadas y las bebidas energéticas.

Todas las mujeres que son propensas a las venas varicosas deben dejar de fumar y limitar severamente su consumo de alcohol. La nicotina y los productos de la combustión afectan negativamente a los vasos sanguíneos, provocando su deformación y fragilidad y aumentando la viscosidad de la sangre.

El alcohol etílico en cualquier dosis dilata en gran medida los vasos sanguíneos y provoca un flujo sanguíneo agudo con estancamiento posterior. Las mujeres en riesgo deben limitarse a 2 porciones de alcohol por semana o eliminar el alcohol por completo de su dieta.

Las medias de compresión ayudan a prevenir las venas varicosas. Las medias, leggings, calcetines hasta la rodilla o mallas distribuyen la presión, estimulan la circulación sanguínea y reducen la hinchazón y el dolor.

Es mejor confiar la elección de un modelo y su densidad a un flebólogo. Puedes comprar maillots en salones de ortopedia o farmacias especializadas.

Las venas varicosas son una enfermedad que puede causar muchos problemas. Las venas hinchadas afectan la apariencia, causan dolor y sensación de pesadez. El tratamiento seleccionado adecuadamente ayudará a aliviar los síntomas desagradables y las medidas preventivas oportunas evitarán las recaídas.