5 los primeros síntomas de las venas varicosas

Las várices

Las venas varicosas se manifiesta de persona a persona de diferentes maneras. Pero, el hecho es que varicosas cambio no es susceptible de tratamiento. Y si ya había desagradable nudos, que son difíciles de superar. Para deshacerse de ellos, en la mayoría de los casos, sólo una operación de ayuda.

Y todo esto es sólo el principio: si la enfermedad progresa, trastornos de la nutrición de los tejidos, y aparecen varices puntos y un abierto de la úlcera. Por lo tanto, es importante para sospechar de ti mismo primero de sus síntomas y empezar a combatir.

Causas de las varices

Muchas personas creen erróneamente que las venas varicosas aparecen con la edad y, a veces sólo en las piernas. Sin embargo, la realidad es muy diferente: puede ocurrir en la edad de 20 años en casi todas las venas. Por supuesto, más a menudo que los ataques de los pies, pero también no es raro perder venas hemorroidales (hemorroides), esófago venas, las venas que conducen a la del hígado, etc. Hoy vamos a hablar de la más común de las venas varicosas de las extremidades inferiores.

Las várices se producen cambios debidoa la falta de elasticidad de las paredes de los vasos sanguíneos. Un defecto puede ser hereditaria, perdiendo tono debido a un trabajo prolongado en una posición, debido a la fuerte carga (algunos deportes, levantar objetos pesados, zapatos con un tacón de 4 cm, el exceso de peso, etc.) Así que a partir de varicosas nadie es inmune, incluso la gente joven.

Los primeros síntomas de las venas varicosas

    Los zapatos con tacones altos es el principal factor desencadenante de las venas varicosas
  1. Piernas pesadas en la noche y después del esfuerzo

    Es posible dar atención, porque la sensación de pesadez en las piernas es una consecuencia natural de las cargas. Sin embargo, este tipo de carga debe ser abandonada. Si el estrés es imposible negarse, debe por lo menos use medias de compresión. De lo contrario, aumentará la congestión y la enfermedad progresa.
  2. El dolor

    El dolor aparece a causa del debilitamiento de la vena tono no puede levantar la sangre. Se estanca, pone presión sobre los vasos sanguíneos y los tejidos circundantes, causando dolor e hinchazón. Al principio el dolor es raro, pero en la tercera, la cuarta etapa el dolor es acompañado por una persona todo el tiempo.
  3. Hinchazón de las piernas

    La inflamación asociados con la presión arterial en los vasos sanguíneos y el tejido. Y aquellos lugares donde la presión era demasiado grande, y que causó la derrota, se inflaman. La inflamación conduce a aumento de la permeabilidad vascular y la liberación de plasma de la sangre en el tejido.
    En primer lugar, una pequeña inflamación (aumento de la circunferencia de la pantorrilla hasta 1 cm) y ocurren en la noche. En las etapas finales que me sentí todo el día.
  4. El agrandamiento de las venas y las venas de la araña
  5. Las venas de la araña, y la superficie visible de las venas

    Las estrellas son los capilares cercanos a la piel y el agrandamiento de las várices de los cambios. Pero, no siempre las pruebas de las venas varicosas, a veces puede ser debido a lesiones, violaciones de hormonal.
    Las venas varicosas se inicia con la safena las venas y los capilares. En primer lugar, en la forma de las estrellas y de las venas y, a continuación, las grandes venas de ancho. Las venas comienzan a aparecer, y a la tercera etapa de la formación integral de la protuberancia (llamados nodos).
  6. Calambres y entumecimiento de los pies

    Tales sentimientos pueden estar también asociados con venas varicosas. El hecho de que los cambios en principio, el poder de los tejidos a través de las piernas, a veces hay una sensación de hormigueo y entumecimiento. La más obvia de las etapas típicas de los calambres nocturnos.

Qué hacer?

Para evaluar el tono de las venas sólo puede ser un médico (cirujano vascular). Si usted tiene estos síntomas, no estará de más llevar un preventivo de medias de compresión, para hacer los ejercicios para las piernas, ir más a menudo y deshacerse de los incómodos zapatos apretados.